viernes, 3 de julio de 2009

para los ninños

ACONDICIONAMIENTO NEUROMUSCULAR

En el presente capítulo se discutirán los conceptos relacionados con el acondicionamiento neuromuscular, el lector conocerá a fondo lo concerniente a por qué, cómo, cuándo y por cuánto tiempo debe realizarse el acondicionamiento neuromuscular; así como también cuáles son las finalidades que se persiguen con el mismo, y los beneficios que de él se derivan.

El acondicionamiento neuromuscular consiste en la preparación del organismo mediante ejercicios físicos que introducen paulatinamente al atleta a la acción del trabajo físico más exigente. Constituye un período de adaptación del organismo en el cual éste alcanza su plena capacidad de acción. Según el Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas (Salvat, 1982), la definición de la palabra neuromuscular es "relativo a los nervios y músculos”. Por lo tanto, lo qué se persigue con el acondicionamiento neuromuscular es buscar la mayor coordinación posible entre las funciones nerviosas y musculares.


En la educación física y los deportes cuando se hace mención al término "calentamiento” se está haciendo referencia al acondicionamiento neuromuscular; por lo tanto cada vez qué se mencione el término calentamiento ya se sabe que nos estamos refiriendo al acondicionamiento neuromuscular.

El objetivo del acondicionamiento neuromuscular o calentamiento es acelerar armónicamente los procesos fisiológicos en el organismo y elevar la preparación funcional del mismo hasta un nivel requerido para iniciar el trabajo físico de una forma óptima. Durante el período de calentamiento el organismo se reorganiza se amolda a unas condiciones de mayor exigencia funcional.


3.1. FINALIDADES DEL ACONDICIONAMIENTO NEUROMUSCULAR

Entre las finalidades qué se persiguen con la realización del acondicionamiento neuromuscular o calentamiento tenemos las siguientes:

3.1.1 Elevar la temperatura general del cuerpo.
3.1.2 Elevar la temperatura interna muscular.
3.1.3 Elongar músculos y ligamentos.
3.1.4 Aumentar el grado de excitabilidad del sistema nervioso central
3.1.5 Incrementar la frecuencia respiratoria y el riego sanguíneo.
3.1.6 Garantizar la preparación del aparato locomotor para las acciones qué exigen de los individuos esfuerzos musculares significativos.

En general los ejercicios que componen la fase de calentamiento tienen por finalidad resolver los problemas de la preparación del organismo para la ejecución de un trabajo físico exigente.





3.2. BENEFICIOS QUE PRODUCE EL ACONDICIONAMIENTO NEUROMUSCULAR

El acondicionamiento neuromuscular del organismo es, en parte un medio profiláctico, ya qué al resolver ciertos problemas fisiológicos se logra un más alto rendimiento en la capacidad de trabajo de los individuos. Cuando la temperatura corporal y muscular aumenta debido a los ejercicios se producen en el organismo ciertos efectos fisiológicos benéficos, entre los cuales podemos destacar:

3.2.1 Existe una más rápida y completa disociación del oxígeno de la hemoglobina. La hemoglobina es una materia colorante roja de la sangre compuesta principalmente de una proteína, la globulina y cuatro radicales hem donde se fija el oxígeno. Su función principal es transportar el oxígeno a los tejidos (Salvat, 1982). Como ya se sabe, el oxígeno es necesario para producir trabajo muscular; mientras más oxígeno disponible tengan los tejidos, mejor será el rendimiento, hasta cierto punto.

3.2.2 Al mejorar el transporte de oxígeno hacia los tejidos, mejora también el aporte de oxígeno a los tejidos, mejorando por lo tanto la capacidad de trabajo del organismo.

3.2.3 Al elevar el grado de excitabilidad del sistema nervioso central, se mejora la excitabilidad muscular, haciendo posible que las contracciones musculares se produzcan de una manera más rápida y eficiente.

3.2.4 Disminuye la viscosidad interna del protoplasma muscular, evitando la ruptura de fibras musculares.

3.2.5 Se intensifican los procesos químicos en el organismo (metabolismo muscular), con los consiguientes efectos colaterales.

3.2.6 Previene lesiones, entre las que se pueden mencionar: las distensiones, los desgarramientos y los dolores musculares. Este es, tal vez uno de los beneficios más importantes qué se derivan del acondicionamiento neuromuscular.

3.3. ESPECIFICIDAD DEL ACONDICIONAMIENTO NEUROMUSCULAR

El acondicionamiento neuromuscular o calentamiento se puede clasificar en dos modalidades. El acondicionamiento neuromuscular general y el acondicionamiento neuromuscular específico o especial.

3.3.1 Acondicionamiento Neuromuscular General

Consiste fundamentalmente en la preparación del organismo para una gran disposición de rendimiento. Se caracteriza porque los ejercicios que lo componen demandan la participación de casi toda la musculatura; es decir, el número de ejercicios debe ser lo suficientemente variado para ejercitar la mayor cantidad de grupos musculares.

3.3.2 Acondicionamiento Neuromuscular Específico

Este calentamiento prepara al individuo para la primera tarea del entrenamiento o la competencia. Se logra mediante ejercicios específicos o relacionados con el deporte o la actividad que se va a realizar. Por ejemplo, un velocista debe concentrar su calentamiento en las extremidades inferiores, ya que es en ellas donde estará el mayor énfasis en la ejecución de la prueba. Esto no quiere decir que el individuo no deba calentar el resto del cuerpo, sí lo debe hacer, pero de una manera más suave y con menor intensidad.


Es recomendable que se utilice el mismo calentamiento tanto para los entrenamientos como para las competencias. Mientras más se parezcan las condiciones de los entrenamientos a los de la competencia, mejor será la ejecución (perfomance).

3.4. DURACIÓN DEL ACONDICIONAMIENTO NEUROMUSCULAR

El tiempo del acondicionamiento neuromuscular varía de acuerdo al tipo de trabajo físico, a las características individuales del atleta o alumno y a la temperatura ambiental. En términos generales, el tiempo de duración del calentamiento oscila entre 10 y 15 minutos y el sudor es la señal de que se ha logrado un objetivo primordial (elevar la temperatura general del cuerpo). El tiempo entre el calentamiento y la actividad que se va a realizar no deberá ser mayor a 15 minutos, ya que de lo contrario se perderán algunos objetivos que se persiguen con el calentamiento.

En días fríos, el calentamiento deberá tener una mayor duración y es recomendable utilizar un "mono” para preservar el calor del cuerpo. NO se deben usar monos plásticos, ya que esto puede ser perjudicial para la persona. Los monos plásticos obstruyen el mecanismo de refrigeración del organismo y no permiten la libre evaporación del sudor, y con él la disipación del calor. Sí este calor no fuese disipado, la temperatura corporal podría incrementarse fácilmente en 5º C o más lo cual puede ser fatal para el individuo.

Para asegurarse que el acondicionamiento neuromuscular se realice de una manera correcta y completa, es recomendable que los ejercicios que lo componen se realicen en orden, bien sea ascendente o descendente. Es muy frecuente ver en los estudiantes principiantes realizar el acondicionamiento de una forma desordenada, es decir, realizan un ejercicio de pie, el siguiente lo hacen en una posición sentada, el otro lo realizan en posición decúbito dorsal y así sucesivamente. Está forma de realizar el calentamiento es impráctica, ya que además de consumir más tiempo, a menudo se omiten ejercicios por no llevar un orden secuencial de los mismos.

Con el acondicionamiento neuromuscular se pueden resolver varias tareas, entre las que se pueden mencionar: Concentración de la atención, organización de los individuos y preparación del organismo para el trabajo físico que se va a efectuar. Para cumplir estas tareas se emplean diferentes ejercicios. Por ejemplo, para captar la atención y la organización de los individuos, se utilizan diferentes ejercicios de formación (fila), así como ejercicios de desarrollo general tales como: marchas, carreras, saltos, etc. así como también juegos pedagógicos y ejercicios dinámicos; pero siempre en grupo. Para asegurar resultados satisfactorios, los ejercicios que se emplean deben ser conocidos por todos los participantes, para mantener la sincronización y cohesión del grupo.

En la fase de calentamiento es necesario observar ciertos requisitos fundamentales, tales como: no incluir ejercicios complejos, no sobrecargar con ejercicios de alta intensidad e incluir ejercicios para todos los grupos musculares.

Sí se cumple eficientemente con la fase de calentamiento, los individuos estarán en capacidad de iniciar relativamente bien los entrenamientos o las competencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada